Padres-que-usan-la-inteligencia-emocional-(II)

Community Manager e inteligencia emocional.

Tras hablar con un par de amigos sobre la inteligencia emocional, y ver un capítulo de Redes sobre el mismo tema, he querido hacer la reflexión sobre si la inteligencia emocional es un factor que se pueda aprender (aunque el libro de Goleman evidentemente así lo ratifica) siempre, cuales son los factores que van a posibilitar ese aprendizaje, y finalmente como la inteligencia emocional puede o debe influir en un Community Manager, o mejor dicho cuales son los factores de la inteligencia emocional que mejor debe gestionar y/o desarrollar un Community Manager.

Evidentemente y si nos centramos en el visionado del programa de Redes, aquí lo adjunto:

la reflexión es obvia: Si, si que se puede aumentar la inteligencia emocional, y como se nos comenta en el video, con un programa de entrenamiento definido de 30 minutos en 2 semanas se pueden obtener resultados.

Ahora bien yo haría hincapié y distinguiría 2 etapas o posibilidades, o casi  mejor diría 3 etapas, una primera que sería la niñez en la que el individuo (en este caso el niño) no es consciente de esta posibilidad o necesidad y por tanto necesita de la ayuda o la dirección de sus padres para “inculcarle” esta habilidad: la minimización de los sentimientos o sensaciones negativas para darles la justa o necesaria importancia y la potenciación y desarrollo de las habilidades positivas, donde aquí obviamente el rol de los padres es fundamental y si los padres son emocionalmente inteligentes sabrán de mejor manera dotar de esta habilidad a sus hijos, que si no lo son, no se trata solo de decirle a un niño: tranquilo no pasa nada, ante una circunstancia o hecho negativo (que entiendo será el mensaje que casi siempre transmitirá un padre/madre), sino que el mensaje debería ser el porque de esa circunstancia, la justa valoración de la misma y la adopción, aprendizaje de los mecanismos necesarios para evitarlas en un futuro.

La segunda etapa sería la adolescencia/juventud en la que el niño joven ya no va a valorar de igual manera la aportación familiar y si la de los amigos, grupos de interés, aquí por tanto si el joven durante la etapa de la infancia ya ha sabido generar los mecanismos necesarios para el desarrollo/potenciación de la inteligencia emocional tendrá evidentemente mucho ganado, si no es así el papel de la sociedad y entorno es fundamental, y si el joven se rodea de los grupos “ideales” tendrá grande aliados, si por el contrario no es así y sus grupos de influencia no potencian esta habilidad, además de unirse a un carácter mas o menos debil, el desarrollo de la inteligencia emocional será mucho más complicado.

La tercera etapa que obviamente es la de adulto es necesario el QUERER por parte del individuo, y escribo querer en mayúsculas porque no es solo el decirlo si no que debe ser una verdadera reflexión del individuo: estos son mis puntos negativos, soy conciente de ellos y debo hacer esto para desarrollarlos, y aquí además la autocrítica es fundamental, muchas veces los individuos no somos conscientes de nuestras limitaciones, creo que es el complejo de Peter Pan, querer crecer hasta caer victimas de nuestro propio nivel de incompetencia, y por ello el aprendizaje y entrenamiento ha de ser fundamental.

Por tanto la inteligencia emocional al igual que otros factores o habilidades es posible su desarrollo o mejora pero desde una perspectiva de humildad, autocrítica y una querencia real de este desarrollo, no vale decir: es que yo soy muy testarudo y no puedo cambiar: eso no refleja una querencia real.

Y cómo en nuestro trabajo de Community Manager podemos aplicar la inteligencia emocional, y aquí creo que puede haber razonamientos muy interesantes: evidentemente con el uso y potenciación de HABILIDADES SOCIALES, y como primera de estas habilidades sería la empatía para ser capaces de ponernos en el lugar del usuario que nos lanza un comentario y entender porque lo ha hecho, y “rapidamente” la segunda habilidad sería la asertividad, término que da para mucho y que evidentemente debe ser el modus operandi de nuestro día a día, además de lógicamente otros factores o actitudes que son casi el a, b, c de esta profesión: no entrar en conflictos, discusiones, … mensajes que por muy obvios que parecen es triste ver como muchos muros de facebook se impregnan de mensajes “absolutistas” de los administradores donde amenazan con expulsiones o limitaciones.

Por ello considero que si ademas de otras habilidades somos capaces de desarrollar y ser emocionalmente inteligentes, cuando gestionemos una comunidad tendremos un valor añadido frente a aquellos que no lo sean, lo que repercutirá y redundará en el medio y largo plazo en relaciones mas consolidadas y duraderas de los usuarios de nuestra marca y comunidad.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.